Un 21 de Mayo a comienzos del siglo XX

Arturo Prat Chacón (1848 - 1879)A pocos días de recordar esta efeméride nacional, comparto con ustedes un material informativo de hace 106 años que documenta un aniversario del 21 de Mayo en Valparaíso. Para comprender esta reseña es necesario posicionarla dentro de su contexto histórico-cultural: es el día 20 de Mayo de 1909, justo un día antes de conmemorarse 30 años del Combate Naval de Iquique.

Esta crónica de opinión nos habla sobre un sentimiento que indudablemente está presente en la sociedad chilena hasta el día de hoy; el conmemorar tal efeméride sin una verdadera denotación de patriotismo, sentido por quienes le dan cabal dimensión a las gestas heroicas de los mártires de antaño. El autor se refiere incluso a quienes no comparten este sentimiento, y no obstante, cuando ocurren contingencias con otras naciones, olvidan sus objeciones y se vuelcan a “acudir en defensa de la patria” En esta misma crónica, se anuncia que la prensa,  autoridades e instituciones obreras se aprestaban a celebrar con la debida solemnidad el aniversario del 21 de Mayo al día siguiente en el puerto de Valparaíso.        Sucesos – edición del 20 de Mayo de 1909

Siete días más tarde, la misma revista documenta en varias páginas el entusiasmo revivido al celebrarse el 21 de Mayo en el año 1909. La presencia a los actos del entonces presidente Pedro Montt, quien a pesar de sufrir  una grave enfermedad,  le da mayor realce a la celebración. Cabe mencionar que el presidente Montt fallece en Europa al año siguiente, sin terminar su mandato.     Sucesos – edición del 27 de Mayo de 1909

El motivo de la  indiferencia de las autoridades y la ciudadanía; anteriores al año 1909,  podría ser tema para una investigación más exhaustiva. Sin embargo, a mi modo de explicar, el olvido o desconocimiento de la hazaña de Iquique se debió a que a principios del siglo XX la tasa de alfabetización era considerablemente inferior a la del día de hoy; según el censo del año 1907 tan solo un 40 por ciento de la población afirmaba saber leer y escribir. A esto debemos agregar  que la ruralidad era muy  numerosa en la población de aquellos años; sumados los escasos medios de comunicación escritos, y el transporte ferroviario que recién opera tres años más tarde hasta Puerto Montt. En efecto, podemos afirmar que esta publicación estaba dirigida a un sector minoritario y, evidentemente más privilegiado – y conservador – de la población chilena.

VBS.

Anuncios

Acerca de arrayán

Lo que más disfruté cuando niño, era mi deseo de poder volar. Me construí unas alas de cartón, sin saber que otros ya lo habían intentado. Luego me subí a la copa de los árboles para ver mi ciudad desde arriba; así aprendí a observar el mundo, libre y sin miedo al vértigo.
Esta entrada fue publicada en País y Región y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s