Orígenes y proyecciones de una Escuela Emblemática

La historia de Purranque nos cuenta que en el año 1912 ya existía una  escuela en el fundo Dollinco, ésta era de propiedad de don Tomás Adriazola. Luego, a medida que la villa se iba poblando, surgieron otras en el perímetro urbano.

Junto a la creación de otros establecimientos, como la Escuela Bernardo O`Higgins; actual Colegio de La Preciosa Sangre, nace la escuela fiscal más emblemática de la ciudad:

Con la creación de la Provincia de Osorno en el año 1940, se formaron los Grupos Escolares en diferentes ciudades. Aunque, el Grupo Escolar de Purranque fue creado ese mismo año; sus secciones de hombres y mujeres funcionaron  en antiguos edificios de madera. Solo entonces, el 5 de Mayo de 1945 se inaugura la sólida construcción de calle Las Heras.

Las ampliaciones de la parte posterior, como el gimnasio y nuevas salas de clases, estaban por ser entregadas, cuando ocurrió el terremoto de 1960; éstas sufrieron graves daños que hubo que reparar.

Escuela Villa Lo Burgos en Purranque

A continuación, reproducimos una reseña histórica escrita por el director Ardi Vargas Veloso, con motivo del Aniversario Nº 71 de la  actual Escuela Villa Lo Burgos:

Creada por Decreto Supremo el 3 de Abril de 1940 como “Escuela Superior de Hombres Nº 3” del Dpto de Rio Negro en conjunto con la “Escuela Superior de Niñas Nº 4”, creada también en la misma fecha. Funcionaron en conjunto en el llamado Grupo Escolar, en su actual ubicación de las Heras Nº 299.

En 1980, por disposición del Ministerio de Educación clasificaron todas las escuelas del país en relación a la cantidad de alumnos que cada una tenía, fue así como la Escuela Nº 3 quedó como Esc. E-540 y la Esc. Nº 4 pasó a llamarse E-543.

En 1989 un decreto municipal fusionó ambas en una sola quedando como E-540.

Finalmente,  a partir de 1994  por instrucciones ministeriales todas las escuelas del país debieron adoptar un nombre significativo y pertinente al lugar o algún personaje relevante, fue así como por decisión mayoritaria de profesores, alumnos y apoderados de la escuela, se adoptó el nombre de Escuela Villa Lo Burgos como homenaje y recuerdo al benefactor Don Tomás Burgos Sotomayor, fundador de la ciudad de Purranque, quien mostrando su visión de futuro, donó los terrenos para la construcción de esta escuela en calle las Heras entre Balmaceda y 18 de Septiembre.

Carta de  Arturo Alessandri Palma a  Tomás Burgos Sotomayor, año 1934.

En el presente la Escuela Villa Lo Burgos tiene una matrícula total de 400 alumnos atendidos en:  2 cursos de nivel parvulario: Prekinder y Kinder,12 cursos de 1º a 8º Año Básico, 2 proyectos de formación laboral, 5 proyectos de integración escolar. 

También se cuenta con: Laboratorio de Ciencias, Laboratorio de Computación, Sala Audiovisual, Salón de Eventos, Gimnasio, Biblioteca CRA. 

Todos atendidos por un cuerpo docente de excelencia: Profesores titulados y con perfeccionamientos, pasantías en el país y en el extranjero, evaluados como profesores competentes y destacados, pero sobre todo con las energías para darlo todo por los alumnos de esta Escuela.  Este año comienza un nuevo desafío, un compromiso mutuo entre profesores, apoderados y alumnos: es llevar a cabo la ley SEP que significa Ley de Subvención Preferencial en donde todos los recursos asociados a la SEP – tanto los aportes como la subvención, deben ser invertidos y proyectados a través de la Ley de Mejoramiento Educativo, con especial énfasis en los alumnos prioritarios, e impulsando una asistencia técnico pedagógica para mejorar el rendimiento escolar  académico. Tenemos muchas otras metas que cumplir como la reposición de la infraestructura.  Ardi Vargas Veloso.

Insignia de la escuela tallada  en madera     instalada en el frontis del edificio.

Texto y fuente de datos: Ardi Vargas Veloso, Victor Burgos Salazar, Juan Pobrete Vera.     Fotografías y documento: VBS.

Anuncios

Acerca de arrayán

Lo que más disfruté cuando niño, era mi deseo de poder volar. Me construí unas alas de cartón, sin saber que otros ya lo habían intentado. Luego me subí a la copa de los árboles para ver mi ciudad desde arriba; así aprendí a observar el mundo, libre y sin miedo al vértigo.
Esta entrada fue publicada en Historia en Imágenes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s