La abnegada labor de un Profesor Normalista

Don Adriano Ruiz Barrientos nació en Curaco de Velez; isla de Chiloé el 20 de Noviembre de 1897. Estudió en la Escuela Normal de Valdivia y después de titularse, se casó con doña Julia Gallardo Vargas, también profesora oriunda de Chiloé. Ambos tuvieron como primera misión, enseñar en la apartada región de Magallanes, allí nacieron sus dos primeros hijos: Adriano y Luz Angélica.

A principios de los años treinta, la familia se trasladó por barco a la ciudad de Puerto Montt, teniendo como objetivo llegar a establecerse en la zona de Purranque. Aquí emprendieron una esforzada labor rural, ambos debieron  repartir sus lugares de trabajo; don Adriano era profesor en Hueyusca; mientras que su esposa doña Julia  enseñaba  en la escuela del sector de Los  Ángeles, antes de llegar al poblado de Crucero.

Don Adriano Ruiz y doña Julia Gallardo al centro,  sus hijos: Adriano, Flor María y Luz Angélica

Su hija Luz Angélica, nos cuenta que después de algún tiempo su madre comenzó a trabajar en la Escuela  Nº 48 de  mujeres en Purranque. Esta funcionó en la calle Santo Domingo; en tanto que, don Adriano enseñaba en la  Escuela Nº 55 de hombres ubicada en calle O`Higgins.  Debido al irreparable deterioro de uno de estos edificios; los que no fueron construidos para este propósito, las dos escuelas debieron funcionar en un solo local en forma alterna, hasta que en el año 1942 se inicia la construcción del Grupo Escolar; actual Villa Lo Burgos.

El Grupo Escolar se inaugura el 5 de Mayo de 1945 con sus Escuelas Nº 3 de Hombres y  Nº 4 de mujeres, donde este matrimonio dedicó gran parte de su magisterio.  En el año 1956 don Vicente Rodríguez; director de la Escuela de Hombres, decide trasladarse a Concepción y asume esta jefatura don Adriano Ruiz; profesor de basta experiencia, teniendo a su haber el crédito de dirigir en dos oportunidades la  Dirección Departamental  de Educación en Río Negro.

El espíritu de entrega, y el sacrificio misionero, era  la consigna del Profesor Normalista. Don Adriano Ruiz como muchos de sus colegas se dedicó por entero esta tarea. El acervo familiar, reflejado en la honestidad, y el respeto al prójimo por sobre los bienes materiales, fue su legado a generaciones de alumnos y a sus hijos.

Don Adriano Ruiz Barrientos  falleció siendo Director el 11 de Junio de 1965. Sus restos fueron velados en su entrañable Escuela Nº 3, donde  centenares de habitantes acudieron a darle el último homenaje al eminente educador.

Fotografía y fuente de datos, Luz Angélica Ruíz. Texto Víctor Burgos Salazar.

Anuncios

Acerca de arrayán

Lo que más disfruté cuando niño, era mi deseo de poder volar. Me construí unas alas de cartón, sin saber que otros ya lo habían intentado. Luego me subí a la copa de los árboles para ver mi ciudad desde arriba; así aprendí a observar el mundo, libre y sin miedo al vértigo.
Esta entrada fue publicada en Biografías y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La abnegada labor de un Profesor Normalista

  1. Pingback: Encuentro en la Institución Rotaria | Purranque Ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s