Primeras Instituciones

Cruz Roja de Purranque

La casa, que se observa en la parte posterior, estaba situada en la calle Pedro Montt, fue la primera sede de la Cruz Roja. En ella había un salón y teatro con piano; lugar donde se hacían las veladas y beneficios para recaudar fondos.

La Cruz Roja fue fundada el 4 de Junio de 1920, siendo una de las primeras  instituciones locales que por muchos años hizo la labor de asistencia sanitaria de los habitantes.  Antes que se construyera el primer hospital (1948), los enfermos eran trasladados por tren hasta Osorno.  Por su importancia, la Cruz Roja fue el centro de reunión de los primeros grupos que formaron parte de la ciudad. Un gran número de familias llegaron desde Osorno, Valdivia, Chiloé,  y de otros lugares de la zona central del país.

Las personas que aparecen en la imagen de arriba, eran integrantes de las familias fundadoras de la ciudad;  don Domingo Arraigada González fue profesor y más tarde funcionario municipal; doña Berta Bunster Montenegro, ejerció labores de enfermera, matrona y presidenta de la Cruz Roja; los integrantes de la familia Elías, y don Jalil Basbus Jasso fueron comerciantes llegados desde Siria; don Manuel Alvarado Bórquez era de Chiloé y fue el primer profesor primario; se casó con Julia Rosas Carter, hija de Eustaquio Rosas Durán; don Maximiano Fernández Basso (esposo de doña Berta Bunster), fue funcionario de ferrocarriles; Félix Rosas Carter, fue hijo de Eustaquio Rosas D, el  juez de distrito, y Juan Kürten el dueño de la primera Maestranza.

Fuente de datos: Isolde Fernández Bunster.

Esta otra fotografía muestra a los integrantes en una jornada de trabajo y camaradería en el Verano del año 1948 en el fundo San Carlos del Sr. Orlando Montecino Sangsmeister. Fotografía: Gentileza de Carmen Montecino Billeke.

Anuncios

Acerca de arrayán

Lo que más disfruté cuando niño, era mi deseo de poder volar. Me construí unas alas de cartón, sin saber que otros ya lo habían intentado. Luego me subí a la copa de los árboles para ver mi ciudad desde arriba; así aprendí a observar el mundo, libre y sin miedo al vértigo.
Esta entrada fue publicada en Historia en Imágenes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s